☰ Menú
Open Beauchef

Open Beauchef – de la Invención a la Innovación


Jaime Alée es gerente de Innovación y Emprendimiento de la Oficina de Gestión para la Innovación y el Emprendimiento (GIE-3aM) del Ecosistema Open Beauchef.

“No hay nada repartido de modo más equitativo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente”

– René Descartes, Filósofo y Matemático Francés.

Demasiado se ha dicho respecto de estas palabras pero hay una definición japonesa que, a mi juicio, es la más certera:

“Invención se refiere a nuevos conceptos o productos que derivan de ideas individuales o desde la investigación científica, mientras que la Innovación está relacionada con la comercialización o utilización de dicha Invención por los usuarios por su propio mérito de impacto”.

Es decir, nadie puede auto-declararse innovador sin ser ungido como tal por los que fueron afectados.

Nuestra Facultad está bendecida por contener en su seno a mentes privilegiadas, en áreas de impacto planetario y por cierto de nuestro país; estudiantes, científicos y profesionales, personas en el valioso mundo de entender la naturaleza y en construir nuevas realidades basadas en dicho entendimiento. Sin embargo, este sistema intelectual selectivo, inevitablemente conlleva el egocentrismo y la propensión a segregarse de los problemas banales que afectan al 99% de los que no tuvieron la suerte ni la posibilidad de pertenecer a esta elite.

¿Le debemos algo a Chile?

A mi juicio sí, los jóvenes, nuestros hijos y los hijos de sus hijos se merecen un país mejor donde ellos obtengan felicidad en la medición de la calidad de vida simple y concreta que ellos mismos determinen. Desde tener un empleo, comprarse un auto, educarse, ir al cine, viajar, o hacer obras sociales y no lucrar con su trabajo. Hoy Chile vive aún ligado a sus materias primas y a su producción agropecuaria, un siglo XXI parecido a un siglo XIX pero remozado. Nosotros, los privilegiados, les debemos a ellos un país que dependa de lo que su gente desarrolle y no de explotar lo que está bajo la tierra.

Lo anterior se consigue enterrando los dogmas, fáciles de reproducir y alimentar en este ambiente del intelecto, y aterrizando ese pensamiento al esfuerzo de meter las manos en el barro, devolviendo a nuestro país parte de nuestros privilegios. Ello requiere coraje y humildad, ya que la evaluación no será de nuestros pares, sino de nuestros herederos sociales. No es, sin duda alguna, el camino más fácil para una persona inteligente y con muchas posibilidades.

En ese sentido el crear empresas, emprender, relacionarse con las existentes, generar lazos con las instituciones del Estado , desde nuestras capacidades científicas y tecnológicas, desde nuestras “creaciones”: Centenas de proyectos aislados en laboratorios, en miles de tesis de pregrado y postgrado empolvadas, en innumerables seminarios y proyectos académicos, miles de conversaciones e ideas en talleres , permitirían aportar un valor agregado potencialmente enorme, mejorando la calidad de los empleos y finalmente ayudar a crear una real sociedad del conocimiento, no sólo un slogan. Quién sabe, un Google, un Nokia, un Apple, un Tesla, etc. podrían salir de nuestras aulas.

Open Beauchef (OB) es el puente, el ecosistema que combina una espectacular infraestructura de espacios de interacción humana con laboratorios de punta y expertos que se involucran para ofrecer soporte intelectual, emocional, de apoyo y vinculación para transformar la Invención en Innovación, para aquellos creadores “candidatos a ser innovadores” que así lo deseen, por elección, y no tengan todas las competencias personales ni redes para lograrlo. La innovación sigue siendo un camino solitario y de muchas renuncias, con un gran componente de inteligencia emocional.

Open Beauchef es el camino , también meritocrático, para los estudiantes, científicos y profesionales, cuyas ideas puedan ser pulidas , estresadas, discutidas , mejoradas , aterrizadas, financiadas, compartidas, adquiridas, etc. , pero siempre bajo el liderazgo, empeño, sueños, esfuerzo, renuncias y dolores del candidato, sin prejuicios, sin dogmas, sin estereotipos, pero con pragmática pasión.

Pero ojo, OB no es un espacio para todos, no sólo hay que desearlo, también hay que merecerlo, ganarlo y mantener el derecho de pertenecer, haciendo el trabajo necesario, paso a paso, como cualquier otra cosa en la vida.

Prepárense, estén atentos a la palabra “cometas”, pronto serán convocados…

Viernes 31 de julio de 2015


Subir