Novedades

the Atacama Compact Array (ACA) is a subsystem of the ALMA telescope for obtaining high-resolution images mainly of large astronomical sources. Credit: ALMA (ESO / NAOJ / NRAO), R. Hills

Chile tendrá el 70% de los telescopios del mundo en los próximos años: Cómo aprovechar las oportunidades de innovación que trae la astronomía

Para mirar las ventajas que podría tener Chile con el desarrollo de la astronomía, no hacen falta telescopios sofisticados que dirijan su visión al universo; más bien, es necesario fijar la vista al suelo: la instalación de grandes observatorios internacionales en nuestro territorio, podría significar la participación del país en diferentes industrias, pero eso no está ocurriendo. Para cambiar este escenario surgen iniciativas, como la creación de un consorcio nacional, que represente los intereses de científicos, Estado y empresas.

Andrea Jiménez/Periodista OpenBeauchef/ Febrero de 2016. 

-Foto principal: El Conjunto Compacto de Atacama (ACA) es un subsistema del telescopio ALMA que permite obtener imágenes de alta resolución principalmente de fuentes astronómicas extensas. Crédito: ALMA(ESO/NAOJ/NRAO), R. Hills-

El norte de Chile ocupa un lugar privilegiado cuando se trata de observar el cosmos: la cordillera de Los Andes y el océano Pacífico son dos barreras naturales que impiden la entrada de las nubes; así, tenemos cielos con muchas noches despejadas al año, con pocas precipitaciones y las condiciones de ventilación son muy favorables para poder percibir las estrellas con nitidez.

Debido a estas características, numerosos observatorios, que pertenecen a consorcios internacionales, deciden instalarse ahí (los grandes proyectos de fines del siglo XX que ya están operando son los telescopios Magallanes, ALMA, el VLT, Gemini y SOAR), a cambio, nuestros científicos se quedan con el 10% del tiempo de observación. Para algunos puede ser una gran oportunidad de conocer los misterios del universo, pero para otros, es insuficiente, porque nuestro país pierde en retribución tecnológica e industrial. Dicho de otra manera, se instalan grandes observatorios y los chilenos miramos cómo pasan, cual estrellas fugaces, las oportunidades de desarrollar hardware y software made in Chile.

Para OpenBeauchef, ecosistema de innovación y emprendimiento de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. De Chile, esto representa un foco de innovación de alto impacto para el país. Por eso alienta la idea que lidera el profesor Mario Hamuy y que apoyan el astroIngeniero Ricardo Finger y el ingeniero Jaime Alée.

Mario Hamuy

Mario Hamuy, Premio Nacional de Ciencias Exactas 2015.

Desde hace casi un año los profesionales trabajan en la propuesta de un consorcio que le permita a Chile dejar de ser meramente un suministrador de cielos y paisajes, y pasar a ser un proveedor de tecnología e innovación.

El objetivo es crear una organización privada sin fines de lucro, cofinanciada principalmente por el Estado, para promover una industria nacional, relacionada con el amplio potencial que representa la instalación de observatorios astronómicos en Chile.

El estudio “Capacidades y oportunidades para la industria y academia en las actividades relacionadas o derivadas de la astronomía y los grandes observatorios astronómicos en Chile” (realizado por la División de Innovación del Ministerio de Economía, 2012) plantea una hipótesis sobre el tamaño de mercado de los observatorios ya instalados (US$ 2400) y los futuros (US$ 3100), lo que da una idea de las puertas que podrían abrirse para la economía nacional.

 

La necesidad de un consorcio y de una decisión política

Jaime Alée es gerente de innovación de OpenBeauchef y es uno de los gestores de la idea del consorcio. Nos cuenta que preliminarmente llamaron a esta instancia, que se elaboró y documentó detalladamente durante 9 meses en 2015, Consorcio Nacional de Astrotecnologías e Innovación en Astronomía (Cnaia).

Explica que se están perdiendo valiosas oportunidades para desarrollar tecnología especializada en astronomía, la llamada astrotecnología; pero también se está dejando pasar la posibilidad de participar en servicios tecnológicos de otra índole, que tienen que ver con las telecomunicaciones y la informática, por ejemplo.

“Chile es perfectamente capaz de competir en estas industrias, pero actualmente no participa de ellas. Prácticamente todo lo que debe hacerse para que los observatorios internacionales se instalen acá, particularmente lo que tiene que ver con instrumentación y desarrollo especializado, se hace en otros países, y eso es algo que urge cambiar”, enfatiza Alée.

Laboratorio de instrumentación astronómica en Cerro Calán.

Laboratorio de instrumentación astronómica en Cerro Calán.

Mario Hamuy es director del Instituto Milenio de Astrofísica (MAS) y su interés por el Espacio se gestó cuando era un niño. En las décadas de los 60 y 70 buscaba con fascinación en los diarios datos nuevos de la carrera espacial entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética. Después, las series de televisión y, en un plano más serio, sus propios profesores en el colegio, lo motivaron a seguir un camino científico. Hoy además, es Premio Nacional de Ciencias Exactas, distinción que recibió en 2015.

Hamuy lleva como bandera de lucha la creación del Cnaia. Cuenta que gracias a los acuerdo que entregan tiempo de observación, Chile ha crecido significativamente en su actividad astronómica, pasando por ejemplo de tener 20 investigadores hace 30 años, a ser 200 en la actualidad.

Pero rápidamente advierte: “Por otro lado estamos desaprovechando las oportunidades tecnológicas que significa instalar en Chile los observatorios más avanzados del mundo; podemos decir que el país no se ha involucrado lo suficiente para generar una industria de ingeniería y de servicios, a la altura de la demanda de los observatorios internacionales, principalmente porque no ha quedado estipulado el tema de las compensaciones tecnológicas en los contratos”.

Para Álvaro Urzúa, gerente general de AXYS, esto se debe a que no ha habido una determinación política que permita que Chile reciba, a cambio del territorio, retribución industrial y tecnológica.

Plantea que la existencia de un consorcio ayuda con la capacidad de coordinación y que siempre una oferta organizada es buena, pero dice que es absolutamente insuficiente si no va de la mano de una definición de política de país, que permita exigir más cuando se negocien los convenios con los consorcios que instalan los observatorios.

Lo explica así: “Chile pone el terreno y el cielo. La retribución a cambio de eso son horas de observación, pero nunca ha tenido una retribución ni tecnológica ni industrial. Finalmente pasa por una definición política, hay que definir si solamente se quiere ser un actor por el lado científico, de observación, o se va a impulsar una participación industrial”.

Para Mauricio Pilleux, gerente de administración del Telescopio de Magallanes que se construye en Chile, es urgente la creación un Plan Maestro para la astronomía nacional que incluya mecanismos que centralicen la divulgación de la realidad astronómica al público en general, y que además contemple la creación de organismos que puedan establecer el puente entre los observatorios, la industria y la academia, especialmente en la búsqueda de oportunidades que puedan generar mayor valor agregado para el país.

Añade que “un consorcio astronómico es fundamental. El ecosistema nacional es pequeño y, por lo tanto, debe enfrentar esta oportunidad unido, para así hacer mejor uso de los recursos, y esto no solo para la astronomía, sino para la industria chilena en general”.

labinstrumentación tec u chile2

Laboratorio de instrumentación del Observatorio Astronómico Nacional del Cerro Calán.

 

Astrotecnología made in Chile

AXYS, la empresa que dirige Álvaro Urzúa ha desarrollado tecnologías para proyectos astronómicos en reiteradas ocasiones. Por ejemplo, trabajaron en los observatorios Paranal y Alma, colaborando con la integración, la conexión de fibra óptica y las telecomunicaciones.

Urzúa explica que la astronomía es un mundo particular, porque no hay muchos clientes ni se puede decir que sea un mercado perfecto. Añade que los observatorios internacionales son instalados por consorcios compuestos por varios países que comprometen financiamiento para la construcción, pero que reciben retribución tecnológica e industrial. “Todos los proyectos están cuoteados, o sea cada miembro que participa del consorcio tiene que aportar plata, pero sabe que va a poder desarrollar piezas, telescopios, óptica, etc.”

Por eso insiste en que lo esencial es una definición política que asegure mayor participación de Chile, a través de los convenios que firman los consorcios con el ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, cuando se instalan en el territorio. “Sin apoyo va a ser lo mismo que hasta ahora: tomar lo que sobra, lo que no tomó ningún otro país y que podemos desarrollar nosotros”.

En este escenario surge la duda de si Chile va a ser capaz de responder a la demanda que genera la construcción de observatorios internacionales. La respuesta de los expertos es la misma: no tenemos ninguna capacidad hoy de responder a la demanda de tecnología especializada, sí en la capa intermedia y de commodities (caminos, conectividad, turismo, telecomunicaciones, etc.). Pero para los mismos entendidos, esto no es un problema. Veamos.

Ricardo Finger

Ricardo Finger, Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile.

Ricardo Finger es doctor en ingeniería eléctrica, licenciado en física y se desempeña como profesor asistente del Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile.

Hace poco estuvo en Taiwán, y cuenta sobre esa experiencia. “Fue un viaje de revisión de un proyecto en el que estamos trabajando hace varios años, que involucra a la participación de la Universidad en uno de los receptores de Alma, que es algo muy importante para nosotros; o sea, somos parte de un consorcio que está construyendo un receptor para el radiotelescopio más sofisticado del mundo”, explica.

En Taiwán un panel internacional de expertos evaluó el trabajo hecho por varias entidades de diferentes países. El resultado para Finger y su equipo fue particularmente prometedor, porque la construcción de la banda 1 de Alma (en términos simples, una antena que permita la observación en un segmento del espectro) fue catalogada como el mejor desarrollo del encuentro.

Para Finger esto marca un hito: “Nuestra esperanza es que en unos tres o cuatro años más el radiotelescopio Alma tenga instalado en cada una de sus antenas hardware construido por la Universidad de Chile”.

Existen iniciativas privadas, como las de AXYS, y universitarias, como la de la Chile, que demuestran que el país está desarrollando astrotecnología presente en los observatorios más grandes del mundo y con efectos muy positivos .

Sin embargo, si los convenios permitieran que Chile ampliara su participación en los proyectos, la demanda sería mucho más alta, y a pesar de los buenos resultados, el país no cuenta con los recursos para satisfacerla.

Además hay que tener en cuenta la proliferación de este tipo de centros. El gerente de administración del Telescopio de Magallanes, Mauricio Pilleux, aclara que nuestro país será en un tiempo más el centro de la astronomía observacional del planeta. Según cuenta, se estima que en 10 ó 15 años más, dos tercios de la superficie de espejos del mundo estará en Chile.

Mario Hamuy dice que “tenemos capital humano que se ha ido formando al alero de los observatorios internacionales, porque han contratado personal chileno, pero si no existen las capacidades, es posible desarrollarlas; o sea, se puede enviar a jóvenes ingenieros a estadías en el extranjero donde pueden adquirir conocimientos que no tenemos en Chile”.

Álvaro Urzúa concuerda y pone el ejemplo de Sudáfrica, país que negoció retribución científica y tecnológica por los proyectos instalados en su territorio. “Decidieron fabricar todos los procesadores, aunque no tenían ninguna experiencia en ello; entonces firmaron un acuerdo con una empresa estadounidense y se transfirió la tecnología. Si bien no tenían las capacidades, gracias al proyecto las pudieron adquirir, pero todo esto como parte de una postura a nivel de nación”, finaliza.

 

Los próximos pasos

Para avanzar en una senda de cambios, y tomando la decisión de no esperar más y comenzar a actuar, hace unos meses atrás se realizó un taller privado en Cerro Calán, dirigido por Mario Hamuy y apoyado por Jaime Alée y Ricardo Finger, con convocatoria de conocidos astroingenieros, astrónomos, empresarios tecnológicos, representantes de observatorios, de CORFO, CONICYT, del ministerio de Economía, Iniciativa Milenio y ministerio de RREE.

Los organizadores buscaban dar a conocer el anteproyecto del Cnaia, que fue trabajado por 9 meses, y recoger las impresiones de los principales actores interesados en el país. (Ver foto de cierre del taller y sus asistentes, que podría ser histórica por las consecuencias del mismo).

 

Taller realizado en Cerro Calán en diciembre de 2015

Taller Cnaia realizado en Cerro Calán en diciembre de 2015

Según Hamuy, “hubo gran entusiasmo e interés por sentarse a conversar sobre cómo podemos dar los siguientes pasos”. Así, se creó una especie de grupo fundacional, que tuvo –en solo 3 horas- el objetivo concreto de pasar del diagnóstico a la acción.

Jaime Alée cuenta que gracias a la reunión y a los acuerdos alcanzados, se avanzó decididamente por llevar la iniciativa a un puerto concreto. “Las conversaciones con el Gobierno han sido serias y continuas; debido al consenso y a la voluntad de pasar a la acción decidida del grupo que asistió a Cerro Calán. Es muy posible que el Estado incluya oficialmente esta iniciativa en el roadmap estratégico de CORFO para los próximos años”.

Agrega que esta es una de las historias que no se repite con frecuencia en el país, pero que podría tener un final feliz, debido a un grupo de personas que creyeron que era posible construir un nuevo Chile. Y concluye “el concepto del Cnaia ahora está siendo integrado a un programa concreto del Estado y veremos sus frutos en los próximos meses y años. Eso es lo que se denomina voluntad política real”.

 

Sabías que:

  • Chile tendrá en los próximos años el 70% de la infraestructura astronómica terrestre en su territorio.
  • El Telescopio ALMA operando en la Región de Antofagasta es el observatorio más caro jamás construido, con casi US$ 1300 millones de inversión. Además, es el primero que construyó la asociación de USA con Europa y Japón.
  • La inversión en Chile de observatorios prevista para los próximos 7 años, en 5 grandes observatorios ya aprobados,  equivale a US$ 3.100 millones en pura tecnología.
  • Chile es el mayor centro de observación astronómica del hemisferio Sur y junto a Hawaii e Islas Canarias (ambos en el norte)  es también uno de los tres mayores del mundo. Además observa regiones del espacio no visibles en el hemisferio norte.
  • Chile tendrá 2 de los 3 mayores telescopios ópticos en el mundo, actualmente en proceso de instalación.
  • El telescopio LSST de US$ 500 millones que se terminará el 2020, y que se ubica cerca de La Serena, será en la práctica una cámara fotográfica ultrasofisticada que tomará imágenes de calidad equivalente a 3 mil cámaras digitales actuales cada dos segundos. Esto implica almacenar datos equivalentes a 1.000 películas de alta calidad cada noche y en el mes 9 ya tendrá información almacenada equivalente a las 250 mil películas filmadas en la historia del cine.
El telescopio LSST equivale a US$ 500 millones

El telescopio LSST equivale a US$ 500 millones

  • Administrar la gran cantidad de información del LSST, implica para cada noche el desafío del desarrollo del software para procesarla, el datacenter para almacenarla y las redes para transmitirla. Todo estará concentrado en Chile y ello se denomina BIGDATA.
  • Es tal la información digital que se almacena y procesa en los nuevos telescopios, que es necesario medirla en petabytes (equivalentes a 1 millón de gigabytes).
  • El telescopio E-ELT (Telescopio Europeo Extremadamente Grande), en construcción en la región de Coquimbo, será casi 100 veces más potente que el famoso observatorio del Monte Palomar en USA y será el mayor del mundo.
Comparación entre telescopio E-ELT, telescopio de Paranal y Coliseo Romano

Comparación entre telescopio E-ELT, telescopio de Paranal y Coliseo Romano

 

Encuentro de avatares: expertos presentaron a los equipos de emprendedores que asesoran

En la reconocida película Avatar, un recién llegado de la Tierra se embarca en una aventura épica para salvar un extraño mundo que siente como su propio hogar. Con menos imaginación y sin efectos especiales, en OpenBeauchef (OB) tenemos nuestros propios avatares, y de la mano de ellos, los emprendedores asesorados también inician una aventura épica.

Aunque ya habían hecho reuniones por separado, avatares y equipos tuvieron la oportunidad de conocerse mejor en un encuentro grupal organizado por el ecosistema OB. Se trató de dos reuniones efectuadas los días lunes 11 y martes 19 de enero.

Fueron 2 jornadas dinámicas y entretenidas, en las que – con la camiseta puesta- cada avatar (reconocido experto de alguna disciplina relacionada al quehacer de los proyectos) presentó al equipo que asesora y compartió las líneas de trabajo que tienen trazadas, para lograr que cada iniciativa pueda avanzar de forma efectiva.

Para los participantes fue una gran oportunidad de aprendizaje; los mentores en tanto, pudieron demostrar la unión que se ha generado con el grupo apadrinado. Y todos pudieron conocer un poco más de las otras ideas que hoy se desarrollan en OB.

Revisa la galería de fotos de ambos encuentros:

Disrupción total en la Innovación: Los años que se nos vienen

“..Lo que aquí llamamos un Cisne Negro es un evento con los tres atributos siguientes. En primer lugar, es un caso atípico, ya que se encuentra fuera del ámbito de las expectativas regulares, porque no hay nada en el pasado que puede apuntar de manera convincente a su posibilidad. En segundo lugar, conlleva a un impacto extremo. En tercer lugar, a pesar de su condición de rareza, la naturaleza humana nos hace inventar explicaciones de su presencia después de los hechos, por lo que es explicable y predecible” (Nicholas Taleb, El Cisne Negro, 2007). 

¿Será el próximo quinquenio el de los cisnes negros, el de las innovaciones masivas que cambiarán nuestro paradigma en forma acelerada? Básicamente la respuesta a esa pregunta será también un cisne negro.  Pero observemos los hechos:

Mientras este año la televisión de libre acceso -y emergentemente la pagada- están teniendo una crisis terminal del modelo de negocios por la arremetida del modelo NetFlix, que ya casi es un portal de entrada en muchos hogares, aparece Periscope, la mejor apps 2015 según Apple. Esta aplicación transforma cada smartphone en un microbroadcasting de TV, lo que es una amenaza aún mayor e impredecible para la industria tal como la conocemos hoy.

En otra arista, Google desarrolla Cardboard, un dispositivo que transforma en un commoditie de US$ 1 un lente de realidad virtual (RV), y con esto, impulsa la naciente industria de apps de RV con proyecciones insospechadas (por ejemplo, sumergirse vívidamente en una calle de París, usando googlemaps, hoy ya disponible, o visitar virtualmente un departamento con venta en verde). Un giro notable al modelo de negocios de los costosos lentes de RV del pasado y sin contenido.

Por otro, lado la venta de drones de uso civil aumentó desde un mercado de 0 el 2013, hasta US$ 500 mills. el 2015, y se proyecta que para 2020 crezca a US$ 2.000 mills.

Y las impresoras 3D, antes inalcanzables, se venden como regalos en esta Navidad a menos de US$ 300.  ¿Podremos imprimir el regalo de nuestros niños el próximo año?

¿Qué tienen en común estos pequeños engendros de innovaciones disruptivas?

Que hay miles de proveedores, que la competencia es brutal y que los precios caen. Las prestaciones suben y todas son potenciales generadores de cisnes negros de tremendo impacto en la humanidad. En las economías, en los empleos, en las profesiones de actuales estudiantes universitarios.

Muchas empresas tiemblan o hacen como que no lo ven venir: Kodak, fundada en 1889 quebró el 2012 y mientras la acción de Apple sube un 400% los últimos 5 años, la de Blackberry cae en 10 veces. La industria de la música se transformó totalmente en 5 años y lo mismo está ocurriendo con el cine, apabullado por el modelo de series de alta calidad (por Netflix entre otros).

Este año surgió con fuerza Aliexpress (hace un año hubiera requerido un párrafo para explicar qué es esta empresa, el retail al por menor del gigante Alibaba), lo que ha generado una fuerte competencia con los grandes Ebay y Amazon, quienes en pocos meses han hecho un increíble upgrade a sus servicios, como el notable International Priority Shipping, que mejora la experiencia de compras increíblemente (tiemblen los retail locales).

Entonces, ¿será el próximo quinquenio el de los cisnes negros? Mientras en los círculos pseudointelectuales de la innovación se discute sobre patentes, emprendimiento, cursos, modelos  y metodologías, el mundo entero se llena precisamente de cisnes negros, innovaciones disruptivas, generados por miles de pequeños microempresarios que están empezado a aprovecharse  de la oportunidad que entregan estas tecnologías habilitantes y democratizadoras de la industria y del comercio.

Como decían los protagonistas de la notable película Italiana del 77, C’eravamo tanto amati: “Siempre hablábamos del futuro,  hasta que nos dimos cuenta que el mismo ya era pasado”.

A propósito de lo anterior, queremos compartir con ustedes esta interesante noticia internacional  (en inglés) y poner a disposición de ustedes el reporte completo (en inglés) para vuestro análisis.

Los invitamos a visitar nuestro sitio remozado con varias novedades, entre ellas, el espacio multimedia, aún no en modalidad RV, por cierto. Además, y como lo prometimos, www.openbeauchef.cl ahora es bilingüe.

 

Jaime Alée

Gerente i+e de OpenBeauchef

Diciembre de 2015

Thomson Reuters 2015 Top 100 Global Innovators (PRNewsFoto/Thomson Reuters)

Thomson Reuters 2015 Top 100 Global Innovators (PRNewsFoto/Thomson Reuters)

Endesa Datathon

Endesa Datathon reta a los desarrolladores expertos en Big Data de todo el mundo a poner en práctica su creatividad y capacidad innovadora para transformar el futuro de la energía en España. Vivirás una experiencia 100% digital que te permitirá demostrar tus habilidades y crear soluciones que mejoren la vida de las personas.

Buscamos iniciativas y proyectos como el tuyo que, mediante el uso de un DataSet ficticio basado en comportamientos reales, optimicen el gasto energético de los hogares españoles.

Los finalistas seleccionados disfrutaréis de webinars interactivos que servirán para guiaros en vuestros proyectos, manteneros en contacto con otros candidatos y aprender sobre temáticas como Big Data, supercomputing o Internet of Things, de la mano de los mejores expertos.

Las tres mejores propuestas recibirán uno de los premios con una cuantía total de hasta 30.000€,
¿te lo vas a perder?

Consultar las bases

Fuente:www.endesaenergychallenges.com

Acuerdo IBM- FCFM U. De Chile

Convenio crea concurso de innovación en el área de la salud

La Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile firmó el viernes 13 de noviembre un acuerdo de colaboración con la empresa IBM, el que permitirá crear capital humano especializado a través de una actividad de innovación tecnológica en el ámbito de la salud.

El “Torneo de Emprendimiento Open Beauchef – IBM: concurso de alto impacto tecnológico el área salud”, recibirá financiamiento de Corfo y es un programa que se enmarca dentro de la estrategia “Una Nueva Ingeniería para el 2030”, que busca desarrollar competencias en nuevas tecnologías y gestión empresarial para fortalecer equipos de emprendedores tecnológicos de alto nivel.

A la ceremonia de firma asistió el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, quien destacó que en el acuerdo está la premisa de creer en los nuevos talentos: “Me alegra que estemos confiando en las capacidades de gente talentosa, inteligente y creativa, que está desparramada entre jóvenes entusiastas, comprometidos, y que son parte de esta generación que está llamada a hacer un mundo muy distinto”.

Por su parte, el decano de la FCFM, Patricio Aceituno, sostuvo que la firma del convenio tiene gran importancia para los integrantes de la comunidad. “Cuando la salud está de fondo, y la informática está de apoyo, se abre un enorme campo de acción para  nuestros estudiantes y académicos, donde ciertamente una alianza tripartita puede producir grandes avances y grandes desarrollos”.

Eduardo Gutiérrez, gerente general de IBM, explicó que “estamos haciendo realidad uno de los temas importante para nosotros: gobierno, empresa y universidad trabajando juntos, en este caso, con el fin de mejorar las soluciones en lo referente a la salud”.

Modalidad del Torneo

Están invitados a participar estudiantes de cualquier universidad del país, que tengan interés en resolver problemas del área de la salud, mediante el desarrollo de acciones innovadoras y tecnológicas. Los participantes seleccionados recibirán mentorías  y capacitación en estos temas, para que además sean capaces de validar un modelo de negocio asociado.

La iniciativa se generó a partir del trabajo de investigación desarrollado por el Web Intelligence Center (WIC), dirigido por el profesor Juan Velásquez, y del apoyo otorgado por el ingeniero Francisco Molina. Este esfuerzo conjunto logró sumar a IBM Chile como empresa asociada, a Cambridge Enterprise (UK) como partner internacional y a la Incubadora Santiago Innova como apoyo nacional.

Francisco Molina, director de OpenLab cuenta que se busca 2 objetivos. “Por una parte, queremos lograr  la creación de empresas tecnológicas que estén abordando problemáticas de salud; y por otra,  estamos apostando a más largo plazo y a formar a 100 emprendedores con habilidades y capacidades específicas en temas de salud y para eso, este acuerdo es clave”.

Juan Velásquez, director del proyecto, agrega qué: “Queremos generar capital humano, que sea capaz de combinar pesquisas en el ámbito de la salud y de la ingeniería, a través del desarrollo de proyectos, que lleguen a puerto y que solucionen el problema a un mercado, a la gente, a la sociedad en su conjunto”.

El Torneo, que cuenta con financiamiento estatal, busca sobre todo generar capital humano especializado en el manejo de datos, que hoy son esenciales en el ámbito de la salud.

Inti Núñez, gerente de emprendimiento de Corfo, felicitó a las entidades participantes y afirmó que  “lo que estamos haciendo es apostar firmemente por la innovación, nosotros queremos más torneos, más estudiantes y académicos involucrados. Nos alegra que IBM haya elegido nuestro país para instaurar un proyecto como este”, finalizó.

En marzo se iniciará la convocatoria a los participantes  y en agosto se realizará la premiación, que llevará al equipo ganador a conocer un centro de investigación tecnológica de vanguardia.

 

 

Destacada participación de OB en encuentro tecnológico de Corfo

El viernes 23 de octubre tuvo lugar, en el edificio Beauchef 851 de la FCFM, el cuarto encuentro “Chile: Ciencia, Tecnología y Empresa”, organizado por el ministerio de Economía y Corfo, en el que se buscó generar espacios de encuentro entre la investigación científica de la academia y el sector productivo del país.

La actividad contó con una amplia feria, donde en uno de los 40 stand (con un total de 64 expositores) estuvo presente OpenBeauchef (OB). El ecosistema de innovación y emprendimiento de la FCFM se unió así a universidades, centros de excelencia, oficinas de transferencia y licenciamiento, entidades de Gobierno y emprendimientos de base tecnológica, que presentaron sus investigaciones, innovaciones y prototipos.

La actividad fue inaugurada por el vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán, quien señaló que parte esencial del encuentro es promover la vinculación entre el mundo académico y las empresas.

En la ceremonia también estuvo presente el ministro de Economía, Luis Céspedes, quien valoró que el encuentro se haya realizado en la FCFM, porque se trata de un lugar que se destaca por su quehacer científico y tecnológico. Una vez terminada la ceremonia inaugural, el secretario de estado visitó algunos stand, entre ellos el de OB, donde se interesó por el ecosistema y los laboratorios asociados.

Parte del equipo OB estuvo a cargo de explicar en qué consiste el ecosistema e invitar al público a hacer un recorrido por el OpenLab (espacio de co-working) y el FAB851 (www.fablab.uchile.cl) (laboratorio de fabricación digital). Los asistentes disfrutaron de las visitas guiadas y aprendieron sobre la función, el funcionamiento y la proyección de estos laboratorios.

Concurso de innovación y emprendimiento de OpenBeauchef: Universidad de Chile entregó más de 60 millones de pesos a emprendedores

Después de meses de trabajo, llegó a su fin el concurso de innovación y emprendimiento “Descubrir y atraer cometas lejanos”, organizado por OpenBeauchef (OB), ecosistema de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Se presentaron más de 100 proyectos relativos a diferentes áreas, como salud, energía, medio ambiente, seguridad, entretención y educación, entre otras; los que fueron pasando diferentes etapas (incluyendo mentorías y exposiciones en vivo o pitch) hasta llegar a la final donde se presentaron 25 grupos en dos categorías: Philae, para alumnos de pregrado, y Halley, donde participaron científicos y académicos.

Jaime Alée, gerente de Innovación y Emprendimiento de OB, explica que “fue extraordinaria la cantidad de proyectos recibidos, la acogida fue increíble y se demostró que existía la necesidad de una instancia como ésta en nuestra Universidad”. Además agrega: “Muchos fueron de excelente calidad y con alto potencial. En eso nos vamos a enfocar ahora”.

Los 19 premios entregados ayer viernes en dependencias del observatorio Cerro Calán de la U. de Chile, consideraron financiamiento (en total 60 millones de pesos), y asesoría permanente por parte de OB. Todo esto con el objetivo de que los proyectos puedan dar el salto de la invención a la innovación y transformarse así en productos que se posicionen en el mercado.

La etapa final del concurso, contó con un jurado especializado, el que luego de escuchar las presentaciones de cada equipo y debatir, tuvo que repartir entre los concursantes de cada categoría un monto de dinero ficticio, simulando el capital que entregan los inversionistas.

Los ganadores

Categoría Philae (alumnos de pregrado) “Descubriendo Cometas”

Primer lugar: Sueños Peumayén. Prótesis de manos para niños hechas con impresoras 3D, personalizables; es decir, pueden tener diseños de superhéroes o personajes de ficción.

Loreto Aguirre, integrante del equipo, afirma que “ha sido un trabajo arduo y todo el esfuerzo es por lograr un sueño, este proyecto es muy bueno y me alegra que el jurado lo haya tomado en cuenta, porque además tiene un componente social: queremos ayudar a los niños que han sido amputados a integrarse mejor en sus grupos, teniendo una mano admirable, como la de Wolverine, por ejemplo”.

Categoría Philae (alumnos de pregrado) “Explorando Cometas”

Primer lugar: Canal del Fútbol Amateur (CDFA). Novedoso sistema de registro audiovisual de partidos de torneos no profesionales, en el que los suscriptores pueden revisar en Internet el encuentro completo, o acceder solo a las jugadas importantes.

Manuel Vallejos, miembro del equipo, cuenta que se trata de su tercer emprendimiento y que ahora se consolidan hartos años de trabajo. “Estamos muy contentos con haber formado parte de este concurso, trabajamos en esto desde mayo, y ya tenemos 3 clientes”.

Categoría Halley (para científicos y académicos), “Nube de Oort”

Primer lugar: Microcanales. Es un aporte en el área de la salud; a través de una esfera microscópica de alginato se introduce el fármaco directamente en el organismo para atacar al tumor. Es un método más económico que el actual y no utiliza plástico, sino un material natural, extraído de algas, que es altamente biocompatible; se usa en tratamiento de tumores de alta prevalencia por quimioembolización.

Felipe Pizarro, uno de los creadores, explica que la ventaja que tuvieron es conocer bien el producto y su aplicación: “No solo tenemos la tecnología, sino que sabemos muy bien cómo usarla y el modelo de negocio que debemos implementar”. Actualmente tienen hecho el prototipo y se encuentran validando en laboratorio.

Categoría Halley (para científicos y académicos), “Cinturón de Kuiper”

Primer lugar: Anticaries. Producto para prevenir, detener y reparar caries, basado en flúor y grafeno, con capacidad remineralizante y antibacteriana.

Mario Díaz pertenece a los ganadores y cuenta que la clave es que hicieron un buen trabajo en equipo. “Tenemos un grupo multidisciplinario y eso fue lo que rindió frutos.

Además, se trata de una idea nueva y muy potente. Ahora queremos patentar nuestro producto y generar impacto a nivel mundial”, concluye.

Categoría Halley (para científicos y académicos), “Cinturón de Asteroides”

Primer lugar: Ameba. Plataforma computacional holística que reúne metodologías, modelos y algoritmos avanzados para análisis y toma de decisiones en el sector energético. Abarca los ámbitos económico, técnico, comercial y regulatorio de proyectos o política pública.

Carlos Suazo, integrante del equipo, dice que fue “súper reconfortante recibir esta distinción”. Explica que el producto está listo para salir al mercado y que ahora se enfocarán en la campaña de marketing.

Conoce los otros proyectos aquí.
English Version.

 

Participantes compiten por financiamiento y asesoría de OpenBeauchef de la U. de Chile

Los 25 equipos seleccionados entre científicos y estudiantes están en la recta final del concurso que entregará 60 millones de pesos para desarrollar los proyectos.

Los días 29 y 30 de octubre se llevará a cabo la etapa final de “Descubrir y atraer cometas lejanos”, el primer concurso de innovación y emprendimiento de OpenBeauchef, iniciativa de la Universidad de Chile. El 29 es la fecha para la categoría Philae (estudiantes de pregrado), mientras que el 30 será el turno de los científicos, que participan en la categoría Halley.

En ambas instancias los equipos seleccionados presentarán sus proyectos ante un destacado jurado integrado por personalidades de Corfo, Conicyt, Inapi, ministerio de Economía y reconocidos emprendedores, entre otros. La idea es que puedan integrar todos los consejos y asesorías recibidas durante su paso por el concurso y que sean capaces de responder a las preguntas de los expertos.

Por primera vez en el concurso, los pitch (presentaciones) serán abiertos: participantes e invitados podrán ingresar al auditorio Enrique d´Etigny (Av. Beauchef 851) para estar al tanto de los proyectos de los concursantes.

Los premios: financiamiento y apoyo del ecosistema OB En Philae, la subcategoría “Descubriendo Cometas” premiará al primer lugar con un millón de pesos y dos menciones honrosas con 500 mil pesos cada una. La subcategoría “Explorando Cometas” entregará 3 millones de pesos para el primer lugar, 2 millones para el segundo y 1 millón para el tercero. Adicionalmente se entregarán 4 premios especiales en distintas categorías, los que suman 4 millones de pesos.

Para cada subcategoría de Halley (son 3) los premios consisten en 8 millones de pesos para el primer lugar; 5 millones para el segundo y 3 millones para una mención especial.

Los premios tienen como fin el que los equipos puedan avanzar en el desarrollo de sus productos. Además los grupos serán merecedores del apoyo sistemático de OpenBeauchef.

www.openbeauchef.cl

Revisa quiénes serán parte del jurado aquí.

contacto@openbeauchef.cl

Links asociados:

“Descubrir y atraer cometas lejanos”: Comienza recta final de concurso de OpenBeauchef

Los 25 equipos seleccionados, entre científicos y estudiantes, expusieron sus proyectos frente a un jurado compuesto por importantes figuras del emprendimiento.

Ya están elegidos los 25 grupos (15 de Halley y 10 de Philae) que se presentarán en la última etapa del primer concurso de innovación y emprendimiento de OpenBeauchef.

Los concursantes debieron pasar un primer filtro a mediados de septiembre, que correspondió a la evaluación de un resumen escrito del proyecto. Quienes siguieron en carrera, asistieron a valiosas mentorías para pulir sus ideas y prepararse mejor para enfrentar la segunda etapa: los pitch ante un jurado experto.

Para la categoría Halley (científicos) las exposiciones tuvieron lugar el 30 de septiembre, y el 1 y 2 de octubre, mientras que los concursantes de Philae (alumnos de pregrado) realizaron sus presentaciones ante los especialistas los días 15 y 16 de este mes. Francisco Molina, director del nuevo centro de innovación y emprendimiento OpenLab, cuenta la modalidad que se usó: “Cada equipo tuvo entre 8 y 10 minutos para explicar su idea y recibir preguntas. Incluso algunos de los expertos alcanzaron a aconsejar a los estudiantes sobre sus proyectos.”

Con respecto a la calidad de las iniciativas, dijo que: “Lo que más me impresiona de los proyectos de nuestros estudiantes es que fueron capaces de aplicar desde la ingeniería soluciones en diferentes ámbitos, como minería, industria alimentaria, sector social, seguridad y salud, entre otros; demostrando un alto interés por impactar distintas áreas claves del país”.

Ahora los finalistas deberán prepararse para la última etapa, que se desarrollará el 29 y 30 de octubre. Compiten por financiamiento y por la posibilidad de recibir asesoría del ecosistema OpenBeauchef por un período de tiempo mayor, en el cual se busca potenciar los equipos de trabajo e impulsar las iniciativas.

contacto@openbeauchef.cl

Revisa nuestras fotos de los pitch de Philae:

Link relacionado: http://www.openbeauchef.cl/es_CL/430-2/

Concurso Atraer y Descubrir Cometas Lejanos: Finalizan los pitch en la categoría Halley

Durante los días 30 de septiembre y 1 y 2 de octubre se realizaron las 37 presentaciones de los seleccionados en cada una de las subcategorías de Halley: Cinturón de Kuiper, Nube de Oort y Cinturón de Asteroides. Los participantes destacaron que el encuentro se realizó en forma organizada, profesional y entusiasta.

Hubo presentaciones en diversos ámbitos del conocimiento: sofware, electrónica, mecánica, biotecnología, materiales, química, operaciones, etc., las que abarcaron soluciones para personas (B2P), para industrias (B2B), modelos de negocios industriales y proyectos sociales . Las áreas de aplicación para estas ideas están en energía, minería, seguridad, calidad de vida, educación, sustentabilidad y salud, entre otras.

Presentaron desde científicos hasta estudiantes de pregrado, en extensas jornadas de 5 horas diarias; los equipos, que involucraron más de 120 personas, tuvieron 8 minutos para convencer al jurado que la idea que defendían cumplía con las condiciones para llegar a la última etapa del concurso, a realizarse a fines de este mes.

Cada grupo distribuyó su tiempo, contando con una parte para exponer y otra para contestar preguntas, lo que permitió que quienes dirimían pudieran resolver sus dudas. Jaime Alée, director de OpenBeauchef, sostuvo que “la instancia demostró un gran despliegue de capacidades de nuestra Facultad, lo que impresionó al jurado; además, esto nos confirmó plenamente que este ecosistema de innovación y emprendimiento es un espacio necesario y esperado por nuestra comunidad”.

La modalidad de esta etapa consistió en escuchar a un conjunto de pitch y luego votar de forma electrónica. Así, el jurado, compuesto por 8 personas en cada presentación, eligió a los 5 equipos finalistas en cada subcategoría.

Los resultados serán informados, a través de correo electrónico, el lunes 5 de octubre.

En tanto los pitch de la categoría Philae, que convoca a alumnos de pregrado, tendrán lugar los días 15 y 16 de octubre.

Participaron como jurados las siguientes personas:

  • Carolina Belmar- Subdirectora Inapi
  • Ariel Meller- CEO Observa Mk Research . Proincuba
  • Cecilia Ibarra- Investigadora y consultora en procesos de Cambios tecnológicos
  • Felipe Silverstein- Director ejecutivo de Rayalab
  • Carlos Varas – Presidente Autoconsulting
  • Julie McPherson- Managing Director Artemis Chile
  • David Vargas- CEO DUAM
  • Rene Villegas- Coordinador programa Ingenieria 2030- Corfo
  • M de los Angeles Romo.ç- Directora ejecutiva Endeavor
  • Orlando Castillo- CEO CBC
  • Blanca Velasco- Directora de Formación de Hibridalab
  • Luis Cuezzo- Founder Digital Glue
  • Leonardo Mena- Director ejecutivo de Innmomentum
  • Patricio Lagos- CEO ITD General Electric
  • Allredo Grez- CEO Katemu
  • Mateo Budinich- Director SONDA
  • John Diaz COO Tinet
  • Marco Orellana CIO Corp CODELCO
  • Raimundo Swett – Gerente División Fleishmann
  • Mario Medina- Presidente Engineering&Business Consulting
  • Raúl Ciudad- CEO COASIN

Revisa nuestra galería de imágenes:

Contacto

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Asunto

Mensaje